Search
Basilica Saint Denis

Basilica de Saint Denis

Menos conocida que otros templos religiosos como Notre Dame, el Sacre Coeur o la Sainte Chapelle, la basílica de Saint-Denis se constituye, no obstante, como uno de los centros religiosos más importantes de París. Se encuentra situada al norte de la ciudad, en el barrio que lleva el mismo nombre. Esta basílica es conocida por ser el lugar de sepultura de la monarquía francesa, además de tratarse del primer centro religioso que se construyó en la ciudad en estilo gótico.

Sus orígenes datan del siglo XII, no obstante, cuando Saint Denis, primer obispo de París –y posteriormente patrón de Francia—fue enterrado en el lugar que más tarde se erigiría en su honor la Abadía de Saint-Denis. Los inicios de las obras en esta abadía comenzaron en el año 1136, pero su transformación definitiva en centro gótico no se vería completada hasta finales del siglo XIII. Muchos años después, con la revolución francesa de 1789, la basílica sufrió grandes daños.

El más importante tuvo lugar durante las revueltas de 1793, cuando las tumbas de la basílica fueron profanadas y los restos de los miembros de la realeza, enterrados en una fosa común. Allí permanecieron hasta 1817. Desde entonces los restos que fueron identificados descansan en sus tumbas, mientras que los huesos de los monarcas que no pudieron diferenciarse permanecen en el gran osario situado en la cripta.

Una vez que hemos conocido las características históricas de este edificio, el viajero en París debería conocer las características formales del mismo. En primer lugar, debe saber que la Basílica de Saint-Denis es un templo grandioso, no por sus dimensiones sino por la gran luminosidad que le otorgan sus coloridas vidrieras. Quizás la parte más especial del templo es la compuesta por el deambulatorio, el coro y la cripta, que forman parte del museo en el que se exponen las tumbas de los reyes de Francia.

Entre los sepulcros que se pueden encontrar, destacan las tumbas de personajes históricos como Luis VIII el León, Felipe IV el Hermoso, Carlos V el Sabio, Isabel de Baviera, Ana de Austria o María Antonieta.

Por último, hay que añadir que pese a su gran atractivo, la distancia de otros edificios emblemáticos en París y su situación, en el extrarradio de la ciudad, hacen que la visita no sea especialmente recomendable para aquellos que no dispongan de demasiado. Si, en cambio, existe tiempo de sobra en su visita, acérquese hasta aquí. La basílica no le decepcionará.

Más información en: http://saint-denis.monuments-nationaux.fr/es/

 

Horario

del 1 de abril hasta el 30 de septiembre: de 10:00 a 18:15 horas. (Domingos de 12:00 a 18:15 horas)
Del 1 de octubre hasta el 31 de marzo: de 10:00 a 17:15 horas. (Domingos de 12:00 a 17:15 horas)

Precio

Basílica: entrada gratuita
Tarifa completa (adulta): 8.50€
Tarifa reducida: 6.50€
Gratuita: menores de 18 años.

Transporte

Transporte Metro: Basilique de Saint-Denis, línea 13

Tranvía: Marché de St-Denis, línea 1

Transporte Metro: Basilique de Saint-Denis, línea 13

Tranvía: Marché de St-Denis, línea 1

Mapa

Localizacion

1 Rue de la Légion d'Honneur, Saint Denis - norte de París




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *