Search
Mercado de navidad en Paris

Mercados de Navidad

Si el viajero tiene pensado conocer París en los próximos meses debe saber que la Navidad es una época ideal para realizar ese viaje. A pesar del frío que suele acompañar a esta época del año en la capital francesa conocer la ciudad en estos días se convierte en un auténtico privilegio. Esto es posible porque cada año París se convierte en un lugar incomparable, donde hay atractivos únicos en cada rincón.

Unos de los más solicitados son los mercadillos de Navidad, que llenan la ciudad y muestran una gran variedad de colorido y ofertas de productos y servicios. En ellos podremos adquirir desde los dulces tradicionales de estas fechas, como muchos otros productos. Sea en los mercados más tradicionales o en los más modernos, los más conocidos o los más secretos, en ellos encontramos de todo, especialmente obras de artesanía y objetos de creadores para hacer regalos originales, junto a la gastronomía típica.

En concreto, el lector debe saber que algunos de los productos más recomendables, sobre todo para paliar el frío, son el vino caliente, el té de Navidad o el pan de especias, aunque eso sí, siempre acompañados de los famosos crepes franceses, ya sea en su versión dulce o salada.

Y es que podemos encontrar estos típicos mercados navideños en cualquier lugar de París: desde el Jardín de las Tullerias a los Campos Elíseos, pasando por el Barrio Latino y terminando en Montmartre.

Uno de los más grandes, probablemente el de mayor dimensiones de la ciudad, es el que se sitúa en el barrio e La Defénse. En su enorme explanada se erigen los puestos, que a lo largo de los 10.000 metros de superficie de la misma se desarrollan. En total, más de 200 espacios donde los clientes pueden disfrutar de todos estos productos en un entorno distinto al centro de la ciudad y rodeados de rascacielos.

Pero si el viajero quiere disfrutar de estos mercados y a la vez, de la arquitectura del centro de París, no debe dejar de acudir a Saint Germain des Prés, uno de los más animados y con actividades dirigidas a los niños, para el disfrute de toda la familia en estas fechas de vacaciones escolares.

Asimismo, si nos encontramos de turismo por la ciudad, uno que seguro veremos es el que se ubica en el Trocadero, frente a la Torre Eiffel. En él se despliegan, además de muchos puestos y kioscos, una pista de patinaje sobre hielo, un abeto gigante y muchas cosas más. En total, 120 puestos donde comprar y expositores que vienen de todas partes del mundo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *