Search
Museo del Louvre

Museo el Louvre

El Louvre es el museo más importante de Francia y probablemente, uno de los más importantes del mundo. Los nueve millones de visitantes anuales que recibe corroboran esta hipótesis y confirman que este lugar es uno de los preferidos por turistas y amantes del arte y la historia.

No es para menos, ya que el Louvre es un museo que no sólo contiene historia y arte, sino que es una institución en sí mismo. Comenzando por su edificio, que sirvió de residencia real a monarcas como Carlos V y Felipe II hasta 1682, cuando la Corte Real se trasladó al Palacio de Versalles haciendo de este su residencia oficial. Su constitución en museo tras la Revolución francesa cambió el devenir histórico para siempre.

En ese momento, el Palacio del Louvre se destinó por decreto a funciones artísticas y científicas y se concentraron en él las colecciones de la corona. Su apertura al público tuvo lugar en 1793, con entrada gratuita tres días a la semana, sin cita concertada y para todos los públicos. En ese momento, la muestra que los espectadores pueden apreciar está compuesta por 537 pinturas y 184 objetos decorativos. Lejos de las más de 35.000 piezas que en la actualidad están expuestas al público y las más de 300.000 que componen la colección del museo.

Con esta política, el Museo del Louvre sentó un precedente y se convirtió en el modelo a seguir de los grandes museos nacionales al traspasar las colecciones privadas de las clases dirigentes a galerías públicas para disfrute del conjunto de la sociedad.

Pero la historia del museo no se queda ahí y muchos años después, en la década de los 80 del pasado siglo, tuvo lugar su gran transformación. El museo recibió a partir de ese momento el nombre de ‘Gran Louvre’, denominación merecida por la modernización que se produjo en el Palacio y en la colección.

A nivel visual, su elemento más reconocible fue la pirámide de cristal –obra de I.M. Pei—inaugurada en 1989 para centralizar el acceso de los visitantes. Un elemento que causó gran controversia entre los habitantes de la capital francesa, al tratarse para muchos de un proyecto que rompía la estética tradicional del museo.

Y en cuanto al contenido que puede apreciarse en el Louvre, es conveniente que el visitante tenga claro que ver todas las obras es prácticamente imposible, por lo que es mejor centrarse en lo que realmente se quiere ver. La exposición del museo abarca toda la historia del arte, desde la antigüedad hasta 1848.

Las obras de arte son de muy diversa procedencia y se clasifican en ocho departamentos. A nivel individual, las más importantes e imprescindibles que se deben ver son: La Mona Lisa, de Leonardo da Vinci, La Libertad Guiando al Pueblo, de Delacroix, Las Bodas de Caná, de Veronese, La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana, de Leonardo da Vinci, La Virgen de las Rocas, de Leonardo da Vinci, El Código de Hammurabi, de las antigüedades orientales, El Escribá Sentado, de las antigüedades egipcias, La Venus de Milo, de la antigua Grecia y La Victoria Alada de Samotracia, de la antigua Grecia.

Más información en la web del museo: www.louvre.fr

Horario

lunes, jueves, sábados y domingos de 9:00 a 18:00
miércoles y viernes de 9:00 a 22:00
cerrado los martés

Precio

adultos: 15€
menores de 18 años: gratís
Ciudadanos de la UE menores de 25: Gratis
Incluido en Paris Pass y Paris Musseum Pass

Transporte

Metro: Palais Royal/museé du Louvre línea 1 y 7
Bus: líneas 21, 24, 27, 39, 48, 68, 69, 72, 81, 95

Mapa

Localizacion

Musée du Louvre, 75058 Paris




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *