Search
Restaurant Chartier

Restaurante Chartier

Francia y París es conocida además de por su moda, por su gastronomía. En este caso os presentamos a uno de los exponentes de la alta cocina ubicado en el número 7 de la Rue Faubourg Montmartre, llegar a él es muy fácil en metro, bajándonos en la estación Grands Boulevards o Richelieu Druot.

Lo más atractivo del Restaurante Bouillon Chartier, además de su menú, es el ambiente con el que recibe a sus comensales. Si el lector cree que se trata de un establecimiento pequeño e íntimo debe saber que está equivocado, ya que en el Chartier existe una capacidad para más de 400 comensales. Pero estas dimensiones no le quitan ni un ápice de historicidad.

 

En concreto, esta sala está clasificada como monumento histórico desde 1989, y en ella se puede apreciar una magnífica vidriera que, junto a las columnas redondeadas de hierro, las sillas y otros elementos de su decoración, nos hacen viajar en el tiempo algunos siglos. En el Chartier parece que el tiempo se ha detenido. De hecho, incluso sus camareros, vestidos íntegramente de blanco, parecen haber salido directamente del siglo XIX.

Este restaurante es ideal para ser visitado tanto en invierno como en verano. En ambas épocas del año es el lugar apropiado para parejas de enamorados que quieren contarse confidencias, y para grupos de amigos que hacen una parada para ponerse al día de sus vidas. Este ambiente se revaloriza con el trato especial que brindan sus camareros, ya que tanto a la entrada como a la salida nos reciben con un apretón de manos.

El restaurante Chartier abre diariamente entre las 11,30 y las 15 así como entre las 18 y las 22. No está permitido reservar, motivo por el que es muy recomendable llegar temprano (ya que de lo contrario tendremos que sopesar hacer cola, ya que se trata de un local muy demandado, a pesar de ser bastante grande).

Este establecimiento no mantiene unos precios demasiado elevados. En cuanto a carta, elegir uno plato determinado es el principal inconveniente que nos podemos encontrar. Y es que la lista es enorme y en su totalidad nos estamos refiriendo a platos muy sabrosos y recomendables. Como entrantes, son destacables los caracoles de vino de Borgoña, así como sus gambas rosas untadas en mantequilla o la ensalada de endibias.

La principal decisión nos aparece en cuanto al plato principal. Los pescados son su especialidad y prueba de ello es que en la carta nos podemos encontrar multitud de variedades. Algunos de los más demandados son el filete de lucio untado con mantequilla y el lenguado molinero. En cuanto a las carnes, acertaremos seguro si pedimos un escalope de ternera rebozado o una buena pieza de cordero. Siempre nos preguntarán cómo los queremos, si muy pasados o poco hechos.

El Chartier también cuenta con una importante carta de vinos, sobre todo franceses, como no podía ser de otra manera. Y en cuanto a los postres, lo mejor es dejarnos recomendar por el camarero que nos atienda. Una mousse de chocolate o una copa de crema chantilly siempre son una buena opción.

Más información en: http://www.bouillon-chartier.com/fr/

Horario

De lunes a domingo de 11:30 a 24:00 horas.

Precio

alrededor de 20€

Transporte

Metro: Richelieu

Mapa

Localizacion

Rue Faubourg Montmartre, 7




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *