Search

Taxi en Paris, trucos y consejos

Taxi en París

Taxi en París (Tribune)

Si vamos a trasladarnos en taxi por París, ya sea por uno u otro motivo, tenemos que tener claras algunas características de este medio de transporte en la capital francesa. Al contrario de lo que sucede en otras capitales europeas, los taxis en París no son de un color determinado, sino que se diferencian de otros vehículos por un cartel que lucen en el techo.

A determinadas horas y sobretodo en determinados lugares, coger el coche en Paris es una auténtica locura, por lo que si estamos en una hora punta y tenemos oportunidad de evitar coger un taxi haremos un importante negocio y llegaremos a tiempo a nuestro lugar de destino. De todos modos la ciudad está equipada con carriles bus que son totalmente respetados por los conductores, con lo que los atascos son un poco menos yendo en taxi.

No obstante, el lector debe tener en cuenta varios inconvenientes del taxi en París. El primero, como es obvio, está relacionado con su precio. Además de ser un medio notablemente más elevado que el metro o el autobús, en el caso de París hay que tener en cuenta que su tarifa es al menos, un 50 por ciento superior a la de otras ciudades europeas. De hecho, el precio mínimo, independientemente de cuál sea nuestro trayecto, no va a bajar de seis euros.

Otro inconveniente es que al ser cada taxi en Paris de un color diferente es bastante difícil identificarlos, aunque es cierto que en horario nocturno llevan iluminado el cartel superior si están libres, pero a menudo se confunden los libres con los ocupados.

En los taxis de Paris sólo pueden viajar tres ocupantes como máximo y si es de noche, es muy habitual que los taxistas rechacen clientes porque el trayecto que se les pide no les conviene. De hecho, si se trata de un recorrido corto, lo más probable es que varios taxistas rechacen nuestro trayecto.

En ocasiones la tarea de encontrar un taxi en Paris libre es muy difícil, ya que el número de licencias es muy limitado y realmente es un hecho constatable que en París no hay taxis suficientes para tanta demanda. Esto se hace especialmente evidente por la noche, donde en ocasiones incluso llamando a los números de teléfono de distintas compañías de tele-taxi nos responde un contestador que directamente nos dice que de momento es imposible y que probemos más tarde. Por la noche también resulta frustrante estar en el centro y acercarse a una parada de taxis y ver una fila interminable de gente desesperada porque no llega ningún taxi libre.

Como en todos los sitios del mundo, siempre habrá algún taxista que intente dar algún rodeo, en especial a turistas como nosotros. En este caso si conocemos Paris (o viajamos con alguien que lo haga) y el trayecto no hay problema, pero si no lamentablemente poco podemos hacer. Por fortuna la mayoría de los taxis en Paris están equipados con gps, por lo que si vamos a alguna calle no céntrica o muy conocida y no encienden el gps tenemos motivos para ir con la mosca detrás de la oreja.

Tenemos otras opciones para desplazarnos por la ciudad que no podemos descartar como el autobús en Paris y el metro de Paris.

Más información en: www.alphataxis.fr y www.paris-taxi.net

parisshuttle-720x90